La Ley 5/2015 de 28 de abril de Fomento de la Financiación Empresarial establece dos tipos de inversores: acreditados y no acreditados.

La siguiente tabla resume las características que debe cumplir un inversor para ser considerado como inversor ACREDITADO.

 

Características de INVERSORES ACREDITADOS

Persona física

Si solicita ser tratado como inversor acreditado y cumple alguna de estas condiciones

  • Tiene unos ingresos anuales de más de 50.000 euros.
  • Tiene un patrimonio financiero de más de 100.000 euros.
  • Está recibiendo asesoramiento profesional sobre este tipo de inversiones

En algunos casos será necesaria superar un test (online) de conveniencia para verificar que entiende el producto de inversión y sus riesgos

Persona jurídica

Si cumple dos de las siguientes condiciones

  • El total de las partidas del activo sea igual o superior a 1 millón de euros.
  • El importe de tu cifra anual de negocios sea igual o superior a 2 millones de euros.
  • Los recursos propios sean iguales o superiores a 300.000 euros

O bien, solicita ser tratado como inversor acreditado y supera el test (online) de conveniencia para verificar que entiende el producto de inversión y sus riesgos.